Google+ LA PERSONA DE CRISTO: 1.07. Misterio

1.07. Misterio

"E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:
Dios fue manifestado en carne,
Justificado en el Espíritu,
Visto de los ángeles,
Predicado a los gentiles,
Creído en el mundo,
Recibido arriba en gloria". 1 Tim. 3:16.

και ομολογουμενως μεγα εστιν το της ευσεβειας μυστηριον ος εφανερωθη εν σαρκι εδικαιωθη εν πνευματι ωφθη αγγελοις εκηρυχθη εν εθνεσιν επιστευθη εν κοσμω ανελημφθη εν δοξη

μυστηριον mustêrion, en el griego clásico significa "cosa oculta", "secreto". Se relaciona con μυστης mustês, "iniciado en los misterios". La flexión verbal μυεω mueô significa "iniciar", y se relaciona con μυω muô, "cerrar, especialmente ojos y boca”.

μυστηριον mustêrion entre los paganos significaba secretos o doctrinas secretas que sólo debían ser dadas a conocer a los que habían sido especialmente iniciados. Era el término técnico para las celebraciones y los ritos secretos, y también para los elementos simbólicos y los ornamentos que usaban en esas ceremonias religiosas.

La palabra "misterio", como la usaban originalmente los cristianos, no significaba algo que no podia ser entendido sino algo que solo podian entenderlo "los iniciados", es decir, los que tenian el derecho de saber. Por eso Jesús les dijo a sus discípulos que les era "dado saber los misterios del reino de los cielos" (Mat. 13:11), pero no a las multitudes.

En el NT μυστηριον mustêrion se refiere a algo que Dios desea hacer conocer a aquellos que están dispuestos a recibir su revelación, y no a algo que El desea mantener en secreto.

En los escritos de Pablo μυστηριον mustêrion tiene el significado de algo que, aunque no se puede entender plenamente sólo mediante la razón, ahora ha sido dado a conocer por medio de la revelación divina.

"Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe" (Rom. 16:25, 26)

"Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria" (1 Cor 2:7).

"que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente, leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo" (Efe. 3:3-4).

Pablo consideraba que tenía la misión de hacer conocer el misterio "que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos" (el plan de salvación - Rom. 16:25; cf. 1 Cor. 2:7, Efe. 3:3-4).

El propósito eterno de Dios de redimir al hombre en Cristo ahora ha sido declarado en el cristianismo.

De ese modo Pablo describe toda la revelación cristiana como un misterio (Rom. 16:25; 1 Cor. 2: 7-10; Efe. 1: 9; 6: 19; Col. 1: 26; 2: 2; 1 Tim. 3: 9).

Aplica el término:
(1) a la encarnación de Cristo (1 Tim. 3:16),

(2) a la unión de Cristo con su iglesia simbolizada mediante el casamiento (Efe. 5: 32),

(3) a la transformación de los santos cuando Cristo venga por segunda vez (1 Cor. 15: 51),

(4) a la oposición del anticristo (2 Tes. 2: 7) y, especialmente,

(5) a la admisión de los gentiles en el reino de Cristo (Rom. 16:25-26; Efe. 3: 1-6; Col. 1: 26-27).

(En Apoc. 1:20; 17:5, 7 se refiere a un símbolo que debe ser interpretado para que pueda ser bien comprendido).

“Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles” (Rom. 11:25). (El misterio que Pablo está declarando aqui es el propósito de Dios de salvar en su reino tanto a los judíos como a los gentiles. El endurecimiento de Israel será usado de alguna manera y en una forma que está más allá de la comprensión humana (Rom. 11:33), para dar lugar a la culminación de ese plan divino.