Google+ LA PERSONA DE CRISTO: 2.07. Monotelismo

2.07. Monotelismo

Las dos naturalezas de Cristo, la divina y la humana, ¿son movidas por una voluntad que rige ambas naturalezas o por dos voluntades?

Los monotelitas consideraban como dominante a la voluntad divina, y a la voluntad humana como inmersa en ella.

En el Tercer Concilio de Constantinopla, en 680, la iglesia decidió que la voluntad es un asunto de las naturalezas y no de una persona, y se pronunció en favor de dos voluntades en una persona dotada de voluntad.

Así se completó la definición ortodoxa de la naturaleza y la persona de Cristo en lo que atañe a la iglesia occidental, y formalmente se dio fin a las prolongadas controversias trinitarias y
cristológicas.

Por el año 730, Juan Damasceno recapituló estas doctrinas para la iglesia oriental. Tanto para el Oriente como para el Occidente, las decisiones de los concilios llegaron a ser dogmas.